MAS aprueba amnistía para ‘perseguidos’ del Gobierno de Añez en medio de protesta de opositores

ERBOL/ En una escandalosa sesión, en medio de gritos de protesta, la mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) en la Asamblea Legislativa aprobó este viernes el Decreto Presidencial de Concesión de Amnistía e Indulto por Razones Humanitarias y Perseguidos Políticos, el cual favorece a personas procesadas durante el Gobierno de Jeanine Añez.

La aprobación se realizó en medio de gritos de protesta de opositores, que califican de “dictadura”, puesto que el MAS, a solicitud del senador Leonardo Loza, declaró al medio día suficiente discusión, pasando directo a la votación, sin que puedan intervenir varios parlamentarios.

“Democracia sí, dictadura no”, gritaron los opositores, lo cual también fue respondido con estribillos de los oficialistas.

El Decreto señala que busca restablecer los derechos de personas procesadas, como consecuencia de los conflictos políticos y sociales durante la crisis política institucional del Estado acontecida entre el 21 de octubre de 2019 y el 17 de octubre de 2020.

Sin embargo, en sus acápites específicos señala que los beneficiados de amnistía e indulto son los procesados por el “Gobierno de facto”, como el MAS nombra al periodo de Jeanine Añez.

Entre los beneficiarios de la amnistía, el Decreto señala a “personas que fueron procesadas penalmente durante el Gobierno de facto, en franca vulneración de los derechos constitucionales, por la presunta comisión de delitos que tengan relación directa con los conflictos sociales dentro la crisis política institucional del Estado acaecida en el país entre el 21 de octubre de 2019 y el 17 de octubre de 2020”

Para el indulto señala que se beneficiarán “´personas que cuenten con sentencia condenatoria ejecutoriada, por procesos penales iniciados durante el Gobierno de facto, en franca vulneración de los derechos humanos, garantías y libertades constitucionales, por la presunta comisión de delitos que tengan relación directa con los conflictos sociales dentro la crisis política institucional del Estado acaecida en el país entre el 21 de octubre de 2019 y el 17 de octubre de 2020”.

También se otorga esos beneficios para detenidos de otros procesos, en el marco de evitar el hacinamiento carcelario, bajo condiciones entre las cuales están el haber cumplido cierto tiempo de condena, entre otros.

La norma es rechazada por la oposición, porque considera que deja en impunidad a responsables de hechos de violencia como la quema de los buses PumaKatari y el bloqueo al oxígeno medicinal en 2020. El MAS considera que es un acto de justicia.